La capital del Principado de Asturias, es una ciudad que deja boquiabierto al visitante que nos acompaña en nuestras visitas guiadas por Asturias por su limpieza, su avanzada peatonalización, la seguridad de sus calles, la enorme y creciente colección de estatuas que puebla cada rincón de la ciudad, y por supuesto, el impresionante casco histórico y los edificios del prerrománico, aquel estilo arquitectónico de los reyes asturianos que ha merecido la consideración de Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.