Avilés, sin lugar a duda la gran desconocida de las tres ciudades asturianas tiene, no uno sino dos impresionantes cascos históricos espectacularmente bien mantenidos, que contiene una intrincada red de preciosos soportales y de edificios representativos de la práctica totalidad de los estilos artísticos: románico, gótico, renacimiento, barroco, modernismo indiano, vanguardia…